¿Cómo leer el tarot?

¿Cómo elijo una baraja de Tarot?

No hay escasez de impresionantes, dinámicas barajas de tarot. Desde mediados del siglo XX, se han publicado cientos, si no miles, de hermosas barajas. El Tarot de Marsella es una elegante reproducción de una baraja francesa clásica; el Tarot Motherpeace captura perfectamente el espíritu etéreo de la década de 1970; La baraja Black Power proyecta famosas luminarias negras.
Algunos lectores de tarot creen que tu primer mazo debería ser otorgado a ti. Si bien todos aman los regalos, no hay nada más valioso que recompensarte con la magia de la adivinación, por lo que te digo que deberías aprovechar la oportunidad de elegir tu primera baraja. Con tantas opciones encantadoras disponibles, la variable más importante es su conexión única a las cartas.
Ya sea que estés comprando en línea o en persona, observa tus emociones mientras navegas por diferentes plataformas de tarot. ¿El que estás considerando te hace sentir emocionado? ¿Cauteloso? ¿Confuso? Confía en tu intuición: su cuidadosa consideración guiará su interpretación de las cartas. Explora las imágenes: ¿Te encantan las representaciones clásicas o modernas? Fíjate en los símbolos: ¿Son tentadores? Recuerda, no hay una jerarquía de mazos de tarot, así que asegúrate de elegir la baraja que verdaderamente conecta con tu alma.
¿Cuál es la diferencia entre las cartas Arcanos mayores y Arcanas menores?
Vamos a hablar de la estructura de la baraja y el significado de sus cartas. Cualquier práctica mágica, como el tarot, la astrología o el hechizo, se basa en el axioma hermético «como es arriba, es abajo». En otras palabras, el macrocosmos del cosmos se refleja en el microcosmos de la experiencia individual. En consecuencia, todo el universo existe dentro de una baraja de tarot, con cada carta representando a una persona, lugar o evento. Estos símbolos se representan tanto en las cartas de Arcanos Mayores, que hablan de mayores secretos, como en las cartas de Arcanos Menores, que hablan de secretos menores.
Las cartas de los Arcanos Mayores representan influencias monumentales e innovadoras. Ellos marcan nuestros viajes y cada uno se presenta como un mensaje poderoso, que representa movimientos que cambian la vida y que definen los comienzos o finales de los ciclos. Estas cartas dinámicas aparecen durante las transiciones principales, señalando momentos distintivos de transformación. Las cartas están numeradas para representar estaciones dentro de nuestro mayor viaje por la vida; su orden cronológico revela el paso del tiempo.
Las cartas de Arcanos Menores, por otro lado, reflejan asuntos cotidianos. Estas cartas muestran a las personas comunes y corrientes que realizan actividades mundanas, como bailar, beber, dormir o pelearse. Sugieren una acción que se desencadena por comportamientos humanos y aparecen durante transiciones suaves que pueden ser temporales o tener solo una influencia menor.
Las cartas de Arcanos Menores se dividen en cuatro palos, cada uno con diez cartas numeradas y cuatro cartas de corte. En los Arcanos Menores, el número de la carta revela la etapa de un evento.

¿Cómo puedo empezar a leer las cartas?

Juntos, los Arcanos Mayores y Menores crean un lenguaje pictórico integral. Es importante recordar que todas las respuestas que buscamos existen de manera innata dentro del mazo, con cada carta que ilustra una persona, circunstancia o resultado potencial. Dado que no hay rompecabezas secretos ni agendas ocultas con el tarot, la capacidad de discernir el significado se encuentra dentro de su propia interpretación narrativa.
Antes de cualquier lectura, asegúrese de mezclar (o «limpiar») la plataforma. Este gesto deliberado debe convertirse en una meditación. Siente el tacto de las cartas en tu mano, visualizando tu pregunta. Si estás leyendo para otra persona, usa este momento reflexivo para llegar a la raíz de su situación y ayudarle a formular consultas específicas para ellos. Tómate el tiempo que necesites. Mezclar las cartas es un primer paso crítico en la lectura del tarot, ya que abre el camino entre las dimensiones espirituales. Cuando estés listo, corte las cartas en tres y reordena la pila, boca abajo. En tu paño favorito, prepárate para sacar las cartas para que tu tarot se «despliegue».
El «corte de tres cartas» es uno de los más simples y efectivos. Puede ajustar las categorías para adaptarse a cualquier situación (pasado, presente, futuro; usted, la otra persona, la relación; oportunidades, desafíos, resultados; mente, cuerpo, espíritu). Las cartas y sus posiciones correspondientes expondrán sin esfuerzo los vínculos y la dinámica. Pero antes de leer la explicación sencilla de cada carta, tómate un momento para crear tu propia historia basada en la observación. ¿Cómo te hacen sentir las cartas que dibujaste? ¿Cuáles son los colores y símbolos? Si hay personajes, ¿se enfrentan o alejan uno del otro? ¿Las ilustraciones parecen cohesionadas o inconexas?
Aunque cada carta tiene asociaciones clásicas, el recurso más poderoso disponible es tu intuición. Observa su reacción emocional inmediata: sus instintos informarán su estudio y fortalecerán su memoria pictórica. Eventualmente, desarrollará sus propios sistemas y patrones, y las cartas individuales tendrán significados específicos para usted. Quizás la carta del Diablo viene a representar a un ex amante, mientras que el Dos de bastos simbolizará un nuevo trabajo. Tu léxico distintivo informará sus lecturas, permitiéndote crear narrativas específicas que se pueden aplicar a cualquier circunstancia o situación.
No lo olvides, el tarot proporciona un rico vocabulario, pero en última instancia no es más poderoso que un lanzamiento de monedas: podemos cargar energéticamente cualquier objeto o acción a través de la fuerza de nuestro propio espíritu. Aunque el tarot requiere tiempo, práctica y paciencia, poseemos intrínsecamente todas las habilidades necesarias para producir adivinaciones honestas y precisas. En el núcleo del tarot se encuentran la pasión, la lógica, la curiosidad y la intuición.